Virtualización e Hiperactividad

La red social, ¿Es el “problema”?

Cuando las personas asisten a la terapia de pareja simbolizan algunas aperturas para que un “tercero” acceda a su mundo íntimo, el cual implica una “autorización” relacional en términos de que, transaccionalmente, se corresponda por medio de conversaciones posibilitadoras hacia algún cambio que haga parte tanto de sus lógicas de sentido como de situaciones que se puedan desarrollar en la cotidianidad. Esto, conectado con una era de globalización que ha otorgado un papel importante a la interacción desde la virtualidad, en este caso representada por las redes sociales las cuales han entrado sin ningún tipo de “permiso” a dicho mundo “privado” de las parejas.

De esta manera, las parejas han configurado historias atravesadas por una serie de vicisitudes que representan la expresión y legitimación de espacios individuales donde están mediados por la relación conjunta (pareja) y las cuales son definidos como salidas o amenazas.

En la experiencia psicoterapéutica hemos visto que las parejas utilizan algunos cambios de era o algunos preceptos de una cultura “banal” a que la virtualidad, representada en las redes sociales, desgastan sus relaciones de pareja; y, si bien, la cultura de consumo si atraviesa algunas ritualizaciones de la relación, hemos comprendido que dichos contextos virtuales nos recuerdan que las relaciones humanas están inscritas en la incertidumbre.

Así pues, las redes sociales virtuales nos invitan a ampliar y visibilizar nuestros campos relacionales en los cuales la pareja es uno de los resultados pero también fabricante de realidades posibles, es decir, las redes sociales virtuales, como por ejemplo Las Redes Sociales, no son como tal el “problema” sino que allí se reflejan algunas necesidades y susceptibilidades propias de la interacción humana sin que exista el contacto físico (algo que rompe algunos preceptos tradicionales) pero que están dotadas de significados en la historia de la relación que, a la postre, derivarán en algunos conflictos tejidos en ese mundo “privado” de la pareja. Esto pone en evidencia que las relaciones están atravesadas por una realidad cultural y esta a su vez es nutrida por los aportes de historias y expectativas personales puestas en escena en la construcción de pareja donde lo que narramos y escribimos hará parte de la historia que nos configura.


Felipe Parra Benavides
Psicólogo
Magíster en Psicología Clínica y de Familia
Co-Director
ConstruirFamilia

 

Copyright © ConstruirFamilia - Cuidado y Orientación Profesional / Diseño y Hosting: RedExpertos 2015

2111116 - 4660798 - 2111004 300 763 11 80 / Contáctenos